relato erótico

Aquí tienes el relato erótico completo. Esperamos que disfrutes con él!

Relatos calientes con mujeres cachondas, relatos porno, historias con enfermeras, cuentos de sexo con la profesora, sexo con la vecina, la exnovia de un amigo, la primera vez con una chica, follando en el bosque, sexo en la playa, relatos de colegialas cachondas,...

Una noche estaba yo con unos conocidos que me invitaron a una despedida de soltero. Yo ni conocía a la novia ni al novio, únicamente a uno de los asistentes a aquella juerga varonil. A mis 21 años nunca había tenido una experiencia como aquella así que yo alucinaba con todo aquello. Primero fuimos a cenar a un restaurante erótico, donde lo mejor fueron las dulces camareras que nos servían aquella comida con forma de tetas y de coños. Estaban todas de muy buen ver, todas vestidas como sirvientas, con unas falditas negras muy cortas, unas camisas sin mangas y muy escotadas y un pequeño delantal blanco. A nosotros nos tocó una pelirroja que tenía unas pompas que casi no le cabían en la camisa, parecía que aquello iba a explotar en cualquier momento, al igual que el paquete de muchos hombres que disfrutábamos con su presencia. Además no llevaba sujetador, ya que con cada paseo se veía como aquellos grandes y redondos pechos se movían de un lado a otro como si de un flan se tratase. Entre aquel espectáculo y las bromas con la comida erótica llegó la hora de salir de juerga.

Ya un poco borrachos llegamos al lugar de la fiesta, donde seguimos bebiendo e intentando ligar con las tías que había por allí. Iban todas vestidas de una forma muy provocativa, apenas llevaban ropa que las tapasen pero sinceramente yo me alegraba de ello. Eran unos bombones andantes a los que tímidamente pude rozarles de vez en cuando con alguna que otra excusa tonta. Sin duda mis hormonas se estaban alterando entre tanta hembra suelta.
Seguimos bebiendo y ya con unas cuantas copas de mas, me presentaron a unas chicas que acababan de llegar de la cena de mujeres, venían de la despedida de la novia. Seguimos bebiendo y charlando con ellas, pero yo comencé a sentirme mal así que decidí ir al reservado a sentarme tranquilamente en un sillón.

Me di cuenta de que en una esquina del reservado había una pareja que se besaban apasionadamente. Tras unos momentos el ambiente se iba calentando y el tío parecía dispuesto a follarse a su novia allí mismo. Aunque la zona estaba en penumbra, se podía distinguir claramente lo que hacían. La chica estaba un poco borracha así que no le importó que le viésemos semidesnuda dejando que su novio le metiese la polla en público. Yo creo que al tío eso le daba mas morbo aún. La chica no dejaba de gemir mientras su novio le penetraba y le acariciaba las tetas y los pezones. Yo estaba flipando con aquella escena de sexo, como si fuese yo un mirón voyeur. Estaba tan cachondo que no me di cuenta de que mi polla se estaba empalmando hasta límites insospechados.

De repente la presencia de alguien al lado mío me asustó. Se trataba de una de las chicas de la despedida. Ella, al verme empalmado viendo a la pareja follando, se quedó alucinada, casi sin saber que decir:
- Vaya, parece que tienes aquí un buen espectáculo gratis.
Yo creí morirme de la vergüenza, pero como estaba medio borracho y ya nada me importaba le dije:
- Sí, eso le parece a mi amiga también.– Le dije señalando a mi polla tiesa como un palo gordo.
Me dijo que eso habría que solucionarlo, así que acercó su mano hasta la punta de mi polla y la comenzó a acariciar por encima del pantalón. Yo no creía lo que me estaba pasando, tras una noche cachondo como una perra en celo ahora tenía a una tia buenorra pegada a mi polla!

Yo no me quedé quieto, enseguida deslicé mi mano por dentro de su falda y le aparté a un lado el tanga para poder llegar con mis dedos a su tierno clítoris. No sabía si era virgen o no, aunque teniendo en cuenta que tendría unos 18 o 10 años seguro que era lo mas probable.
Me sorprendí al notar que tenía el coño depilado. Se me debió notar en la cara ya que ella me miró y me guiñó un ojo con una mirada picarona. Ella comenzó a desabrocharme la bragueta y me bajó un poco el pantalón. Mi bóxer estaba a punto de reventar de estar aguantando mi polla gorda y dura. Estaba ya un poco manchado de esperma, debí echar un poco sin darme cuenta. Con los dedos acarició aquella reciente mancha y después… se chupo los dedos! Estaba que me salía de mis casillas, cachondo como nunca antes lo había estado. Acercó su boca al bóxer y abrió los botones hasta poder sacar mi mango por ahí.
Lentamente acarició mi glande con su suave lengua hasta que se metió el capullo por completo en la boca, la cual yo notaba caliente y húmeda. Jugó con mi polla y con su saliva hasta que logró meterse mi polla hasta la garganta, poco a poco. Subía y bajaba y yo la cogí una teta con mi mano. Estaba suave y calentita y era bastante grande ya que casi no podía abarcarla con una mano. La acariciaba y jugaba con su pezón, dándole pellizcos de vez en cuando.

Después le aparté su cabeza de mi nabo y fui yo quien le comió el conejo a ella. Siempre había soñado con comerme un coño bien depilado, además aquel parecía poco usado, era perfecto. Le lamí los labios y jugué con su clítoris mientras oía como ella gemía y me pedía mas y mas. Le follaba el coño con la lengua, adentro y afuera, y de vez en cuando también le escupía saliva hasta dejarlo bien lubricado.
Yo estaba dispuesto a hacerle la competencia a la pareja que follaba en la esquina, a la cual aún se la oía, así que sin pensarlo comencé a follarme aquel coño ya lubricado con mi saliva sin ni siquiera quitarle el tanga. A la chica le dio un poco de reparo al principio, pero como estaba tan cachonda como yo, enseguida se le fueron las vergüenzas. Al principio me costó un poco meterle la polla, pero gracias a que ya tenía el coño mojado fue entrando sin poner mucha resistencia. Semidesnudos, follamos en varias posturas, yo creo que todas las que nos dejaba aquel incómodo sofá.

Ella intentaba contener sus gemidos, pero de vez en cuando se le escapaba alguno que otro, así que decidí taparla la boca. Así estuvimos varios minutos hasta que al final me llegó el orgasmo y eyaculé encima de su tanga morado mientras ella gritaba de placer al llegar al clímax. Me abroché los pantalones y volví donde estaban los demás hombres de la fiesta. Pensé que nunca mas volvería a ver a esa chica, pero estaba equivocado. Después de aquella fiesta seguí manteniendo contacto con algunos amigos del novio, y mas tarde me enteré de que aquella chica era la hermana de la novia!

Fue la noche mas cachonda de mi corta vida sexual, pero espero tener muchas mas como esta. Viva las despedidas de soltero!

frikinternet.com es una web creada a partir de contenidos propios y otras cosas interesantes que pululan por la red y que han sido enviados por los visitantes, así que anímate y envíanos lo que creas que merezca la pena: email
Si algún contenido que aparece en la web es tuyo, tiene copyright, o crees que es inapropiado, ponte en contacto rápidamente con nosotros para que sea retirado cuanto antes.

frikinternet.com no vende nada, todo lo que veas por la web que cueste algo de money es publicidad de otras empresas que ofrecen sus productos (artículos de sexshop, videos premium, videochat premium, contactos premium, etc,...) Así que para mas información sobre sus costes y/o gastos de envío, etc... deberás consultar su correspondiente web.

Te recordamos que frikinternet.com es una web de adultos y que no se permite la entrada a menores de edad. Si eres menor de edad en tu país, por favor abandona la web. Pincha aquí. Servicios externos a frikinternet (google, melodysoft,...) utilizan cookies, por lo tanto si no deseas que se usen puedes modificar tus preferencias de cookies es tu navegador o salir de la web. Si sigues navegando por frikinternet.com entendemos que aceptas el uso de cookies.

Ligar por whatsapp, contactos con chicas por whatsapp, chicas con whassap, encontrar novia por whatsap, whastapp de chicas... todo es posible en frikinternet.com - Contigo desde 2006.

frikinternet