relato erótico

Aquí tienes el relato erótico completo. Esperamos que disfrutes con él!

Relatos calientes con mujeres cachondas, relatos porno, historias con enfermeras, cuentos de sexo con la profesora, sexo con la vecina, la exnovia de un amigo, la primera vez con una chica, follando en el bosque, sexo en la playa, relatos de colegialas cachondas,...

Tengo 55 años y lo que voy a contar sucedió hace mas de 10 años, cuando mi mujer quedó embarazada con 40 años cumplidos y con dos hijos adolescentes.La situación no era la más placentera, un embarazo no deseado, por lo que mi señora desde el momento que supo que estaba embarazada no quiso saber más nada de sexo, se ponía histérica por cualquier cosa y ya habían pasado más de cuatro meses.

Se pueden imaginar que a estas alturas las ganas de coger ya se estaban haciendo insostenibles, me despertaba con la verga parada, los testículos ya empezaban a molestarme y las mujeres me parecían todas lindas. Ya no me importaba si era vieja o joven, linda o fea, gorda o flaca, alta o petisa, sólo pensaba en una mujer desnuda sobre una cama.

Por esos años tenía una mueblería en una ciudad pequeña de la provincia de Córdoba y mi empleado, por razones de salud, tuvo que trasladarse a una ciudad donde lo podían atender mejor. Así que me había quedado solo, y si bien el trabajo no era mucho, necesitaba a alguien para atender al público cuando debía salir para el banco, o trasladarme a casa por algún motivo.

Una tarde que llovía con fuerza, con pocas ganas me trasladé al negocio y me puse a revisar una facturas, cuando siento que se abre la puerta y entra una mujer, delgada, alta, el pelo recogido en un rodete, lentes de carey, una mirada inexpresiva, y pensé: que querrá esta vieja en un día como hoy?

Dejando el paraguas, y sacándose el impermeable, me dijo:
- Buenas tardes, seguramente no tienes idea de quien soy.
Realmente no tenía idea de quien podía ser. A pesar de que mi mente viajaba por todos los rincones, finalmente le dije:
- No, te pido disculpas si he olvidado quien eres.
- Claro, es normal, nunca nadie se fijó en mí, ni cuando estábamos en el secundario, pero ya me he acostumbrado, si pasé a saludarte es porque fuiste el único que alguna vez tuvo la gentileza de bailar conmigo y de darme aliento cuando estaba muy decaída.
- Clarisa, no lo puedo creer!
Acercándome la di un fuerte abrazo y un beso en la mejilla, lo que hizo que se ruborizara.
Tomando un café me dijo que se había quedado sin trabajo y había venido a pasar unos días a la casa de su hermana, y como ésta le había dicho que yo tenía este negocio, pasó a saludarme.
- Clarisa, te manda Dios, no querés quedarte a trabajar conmigo? Si no te gusta o no te conviene por lo menos quedate hasta que consiga otro empleado.
- Mirá, dejame pensarlo esta noche y si me quedo, mañana comenzamos. Te parece?
- Muy bien, así arreglamos también el sueldo.
Seguimos recordando nuestra época de estudiantes por unas horas y luego se despidió.

Cuando llegué a casa le conté a mi señora que no le dio ninguna importancia, así que después de cenar me fui a la cama y me puse a pensar en Clarisa, y cada vez me parecía mas apetecible a pesar que sus senos casi no existían, sus caderas flacas, su timidez, sumado a una vestimenta de vieja, pero yo estaba al borde de explotar.

Al otro día me levanté temprano con la ilusión de que mi amiga se quedara y pudiera hacerme un favor por partida doble. Y así fue, al poco de abrir llegó, con su pelo recogido y sus lentes de gruesos vidrios, parecía mas vieja que sus 45 años. Pero yo la miraba ya con algo de deseo, que se acrecentaba a medida que pasaban las horas.

Esa mañana pasó muy rápido, pero sirvió para relajarnos y tomar confianza. Por la tarde ya le hice algunas bromas y le insinuaba algo en tono de bromas, a lo que ella se ponía muy colorada.
Pasaron dos semanas y fue aceptando que le diera un beso por sorpresa, o un abrazo como quien hace un paso de baile, hasta que una tarde se quedó muy quieta cuando la abracé, lo que me permitió mirarla a los ojos y acercar mi boca a su boca. Primero se retiró un poquito como haciendo fuerza para retirarse, pero la apreté y mi boca se posó en sus labios y un tímido beso la hizo estremecer, y comenzó a abrir sus labios dejando que mi lengua penetrara en su boca. Con sus dos manos tomó mi cabeza por detrás y me dejó hacer. Yo ardía por dentro, los cuatro meses de abstinencia me tenían loco, así que fui bajando mis manos hasta sus caderas y tomando sus flacas nalgas las apreté contra mi pene que estaba duro como una estaca.
- Jorge, me dijo, esta fue siempre mi fantasía, pero quiero que sepas una cosa, aunque no lo vas a creer, soy virgen.

Por un momento no supe que decir o que hacer, pero ya mi calentura era muy grande, asi que la dije que esperara un ratito que iba a cerrar y bajar las cortinas para que nadie nos molestara.
Cuando volví estaba sentada en una de las camas del negocio, así que me senté a su lado, le saqué los anteojos y le solté el pelo,… no lo van a creer pero estaba viendo otra mujer, el deseo, la emoción, el miedo, había transformado su expresión de tal manera que me puso a mil.
Entonces muy lentamente le fui desabrochando la blusa dejando sus tetitas como de niña al descubierto, sin corpiño.
Mientras, también yo me iba desvistiendo. Besándola en los labios le fui sacando la ropa, aunque cuando llegué a sus bombachas (no usaba tanga) se puso a temblar como una hoja. Entonces la hice recostar en la cama y muy lentamente se la fui sacando, aunque no quería abrir las piernas, así que apoyando mi boca en el pubis, le fui masajeando los pezones, que se iban poniendo muy duros, y las piernas ya no ofrecían resistencia, dejando que mi lengua pudiera entrar por su vagina.

Ella permanecía sin hablar, solo algún gemido salía de sus labios, y cuando mi lengua se posó en su clítoris, comenzó un interminable orgasmo, se retorcía de placer, apretaba mi cabeza contra su sexo, casi no me dejaba respirar, y sus gemidos ya eran gritos de placer. Ya no aguante mas, me monté sobre su cuerpo y comencé a penetrarla con mucho cuidado, ya que me había asegurado que era virgen, pero mi pene entró sin dificultad hasta el fondo dejando escapar algo de semen con lo cual se lubricó mas la vagina haciendo que entrara y saliera con mucha facilidad. Así estuvimos hasta agotar nuestras fuerzas, no se cuantos orgasmos tuvo Clarisa, pero yo solo uno aunque fue el mejor de mi vida. Había penetrado una mujer virgen de 45 años justo cuando ya no aguantaba mas las ganas de coger.

Todo lo que sucedió después no vale la pena contarlo, pero puedo asegurarles que clarisa se transformó en otra mujer en los 8 meses que estuvo trabajando conmigo. Un día se despidió y no supe mas nada de ella, hasta hace unas semanas que me envió un email donde me agradecía lo que había hecho por ella, que era otra mujer, y que se había casado, todo gracias a mi, que le había hecho descubrir su sexualidad.

A todas las mujeres mayores de 40 que aún son vírgenes les digo que siempre hay tiempo de disfrutar de su sexualidad, sólo deben aprovechar el momento justo.

frikinternet.com es una web creada a partir de contenidos propios y otras cosas interesantes que pululan por la red y que han sido enviados por los visitantes, así que anímate y envíanos lo que creas que merezca la pena: email
Si algún contenido que aparece en la web es tuyo, tiene copyright, o crees que es inapropiado, ponte en contacto rápidamente con nosotros para que sea retirado cuanto antes.

frikinternet.com no vende nada, todo lo que veas por la web que cueste algo de money es publicidad de otras empresas que ofrecen sus productos (artículos de sexshop, videos premium, videochat premium, contactos premium, etc,...) Así que para mas información sobre sus costes y/o gastos de envío, etc... deberás consultar su correspondiente web.

Te recordamos que frikinternet.com es una web de adultos y que no se permite la entrada a menores de edad. Si eres menor de edad en tu país, por favor abandona la web. Pincha aquí. Servicios externos a frikinternet (google, melodysoft,...) utilizan cookies, por lo tanto si no deseas que se usen puedes modificar tus preferencias de cookies es tu navegador o salir de la web. Si sigues navegando por frikinternet.com entendemos que aceptas el uso de cookies.

Ligar por whatsapp, contactos con chicas por whatsapp, chicas con whassap, encontrar novia por whatsap, whastapp de chicas... todo es posible en frikinternet.com - Contigo desde 2006.

frikinternet